Blog de Industrias Quimicas Satecma
  
  
Get Adobe Flash player

Más información sobre la Legionella Pneumophila

Legionella Pneumophila es una bacteria que siempre está presente en el agua, incluso en el agua de consumo humano, la que viene por las tuberías hasta casa. No es peligrosa por ingestión, porque no afecta al sistema digestivo. Sólo es peligrosa cuando llega a los pulmones, porque puede causar fiebre, problemas respiratorios, neumonía y al final , la muerte del infectado. No a todo el mundo le afecta por igual, depende del sistema inmunológico de cada persona. Los más afectados son los que tienen sistemas inmunológicos más débiles, generalmente asociado a otros problemas médicos.

Legionella_pneumophila_01¿ Cómo llega a los pulmones? Como siempre está presente en el agua, en cantidades variables, la bacteria se reproduce cuando encuentra condiciones favorables de alimento y temperatura, como todo ser vivo. Estas condiciones “ideales” de vida y reproducción se tienen con agua a temperaturas de entre 20 y 45ºC. Se empieza a reproducir y a formar “colonias” de bacterias que no se ven en el agua, pero que están ahí. Cuando el agua que tiene esa población de bacterias es pulverizada en el aire en forma de pequeñas gotitas (nebulización) se mete en el sistema respiratorio de las personas y comienzan los problemas.

¿En qué situaciones se “nebuliza” el agua? Hay muchas más de las que nos imaginamos. La principal fuente de problemas son los equipos de refrigeración (torres de refrigeración y condensadores evaporativos) de los edificios grandes, que se usan para la refrigeración del aire. Estos equipos, para su funcionamiento, dispersan en el aire de alrededor de la máquina, nubes de gotitas de agua. Además, las fuentes decorativas, los humidificadores, los depósitos de acumulación de agua fría o caliente de los hoteles y residencias y sus duchas, los aspersores de riego, los aspersores para las terrazas (esos que se han puesto de moda en verano), son elementos que nebulizan el agua y son fuente de potenciales problemas de legionella.

Como todas estas fuentes potenciales se conocen hace tiempo, existen leyes que obligan a realizar tratamientos (que pueden ser estacionales o continuos durante todo el año, dependiendo del tipo de instalación) para la prevención, es decir, para que el nº de bacterias de legionella que hay presente en el agua no sea problemático, porque eliminarla por completo no es posible.

Los tratamientos de limpieza y desinfección de todas estas instalaciones suelen hacerse en un día, y es obligatorio para cualquier empresa que tenga agua en sus instalaciones, aunque sea de un grifo en el baño. Hay que expedir un certificado de que se ha hecho el tratamiento en la instalación y hay que tener un libro de registro de las operaciones que se hacen.

Satecma Ambiental, ofrece tratamientos y productos para la limpieza y desinfección de las instalaciones de riesgo. Los tratamientos que realiza Satecma son certificados y registrados en el libro de operaciones.